Capítulo 7: "Conquistando a Jon Carter"

sábado, 13 de julio de 2013

¿Cómo está mi gente hermosa?
Buen día sábado, espero que el día esté yendo de maravilla para cada uno de ustedes.
Les comento, quizás para el próximo sábado no habrá nuevo capitulo, no es porque no lo tenga, simplemente porque quiero arreglar algunos detalles con tiempo y para darles lo mejor, pero esto no significa que no haya actu, lo más probable es que les suba un nuevo libro para que disfruten mientras esperan el capítulo que sigue de la novela. No es nada seguro, pero les aviso para que estén preparadas jiji

Como todos los sábados, aquí les traigo un  nuevo capítulo de Jon Carter, hoy Jon tendrá algunas revelaciones y el plan de Liam y Sam comienza a tomar forma frente a nuestro ranchero testarudo.
Espero que lo disfruten, tanto como yo cuando lo escribía.
Muchas gracias por las felicitaciones, por los comentarios, por las visitas y saludos constantes, son lo más.

Capítulo 7

—¡Jon! —exclamó Liam cuando vio a Jon parado ahí, rodando el sombrero en su mano. Jon no creyó que pudiera sentirse mejor, pero solo ver la sonrisa de ese chiquillo le hizo creer que el mundo brillaba. Aún cuando no entendía bien el por qué.
Y tampoco era tonto.
Estaba seguro que estaba comenzando a sentir una simpatía totalmente distinta por el chico.
Hace un par de semanas hubiera querido matar al mocoso por fastidiar sus salidas con las chicas. Pero ahora…
—Liam, ¿crees que estará bien que hables con Jon? Recuerda lo que hizo anoche…
—Jenny, te agradecería que no te metieras —gruñó Jon, algo anormal en él, que siempre trataba a las mujeres con cortesía.
—No le hables así a Jenny, Jon. Ella es mi amiga y se preocupa por mí, lo que es entendible después de contarle todo lo que dijiste e hiciste anoche —comentó Liam en voz baja. Aun cuando lo único que quería era saltar a los brazos de Jon, Jenny tenía razón, no podía perdonar a su vaquero tan rápido. Además, si lo hacía su plan con Sam no funcionaría del todo bien.
—Liam, no vengo aquí a rogarte —comentó Jon poniendo su sombrero de vuelta en su cabeza. Frunciendo el ceño—. Solo me contaron que había hecho algo no del todo correcto contigo anoche, mientras estaba borracho, así que vine aquí con la intención de disculparme. —Liam miró a Jon por unos segundos y su cara se volvió roja y sus ojos se llenaron de una ira conocida. Jon dio un paso atrás.
—¿Llamas no del todo correcto a besarte con esas bitchamigas que tienes frente a mí? ¿Restregar en mi cara que tengo pene y no una vagina ni un útero donde puedas meter tu polla? ¡Eres un maldito estúpido Jon! Yo, yo… yo te amaba, yo me preocupaba por ti, ¡pero tú vas y te besas con esas putas y tienes sexo con ellas cuando sabías que yo estaba allí! ¡Tuve que escucharlas gemir cuando tú las penetrabas! ¡Y con dos de ellas, ni más ni menos!
—Liam… —susurró Jenny.
—¡No! No lo digas Jenny, Jon es un imbécil y yo un tonto, como todos dicen, por perseguirlo por todas partes, por gastar todo mi dinero en un puto sombrero y todo por ti, Jon.
—Yo no te pedí que gastaras ese dinero. —Logró decir Jon aun con el extraño nudo que sentía en la garganta.
—No, no lo hiciste y por lo mismo soy un tonto —repitió Liam, sus ojos brillosos, una lágrima silenciosa recorriendo su mejilla—. ¿Por qué eres así, Jon? Ni si quiera te inmutas por verme sufriendo, yo… creí que te comenzaba a agradar…
—¡Es suficiente! —Jenny se puso delante de Liam, interponiéndose entre él y Jon—. Vete de aquí Jon, ya no eres bienvenido aquí, no puedo creer lo frío que eres, con una disculpa basta y sobra, pero no, tenías que comportarte como un arrogante bastardo. Por lo menos deberías decir gracias por ese sombrero, porque cualquiera de los hombres de por aquí lo quisiera tener.
—Pedí disculpas… —Miró a Liam por encima de Jenny—. Gracias por tu regalo, Liam. Me gustó mucho, pero no deberías haber gastado tanto por mí.
—¡Aaaahhh! ¡Eres un tonto testarudo! Limítate a darme las gracias y nada más. —Jon no supo cuándo ni en qué momento Liam agarró un florero, lo único que vio fue cuando el mocoso elevó el jarró lo que más pudo y le tiró el contenido encima, y no una, sino dos veces.
—¡Liam! —exclamó Jenny entre divertida y conmocionada. Jon miró a Liam y si las miradas matasen, estaría enterrado mil metros bajo tierra. Jon se miró así mismo, tenía ramas y hojas encima, supuso que el agua había tenido las plantas, pero no solo eso, si no que el agua olía horrendo.
—Esa es agua de dos meses que iba a cambiar justo ahora, pero creo que encontré un mejor uso para ella —comentó Liam, viéndose satisfecho.
—¿Pasa algo? —Jon miró hacia la voz tras suyo y se encontró cara a cara con Sam—. ¿Jon? ¿Qué demonios te pasó? Hueles como la mierda —comentó divertido.
—¿Qué haces aquí, Sam?
—Vino por mí —dijo Liam sonriendo a Sam. Aunque su sonrisa no pudo verse más falsa.
—¿Por ti? ¿A dónde van? —Liam miró a Jon curioso.
—¿Te importa? —Sam sonrió divertido.
—Mejor ve a casa, Jon. De verdad hueles mal.
—Dale las gracias por eso a tu nuevo amigo. —Suspiró y se dio media vuelta—. Solo vine a disculparme y a agradecer tu regalo, que estén bien. Permiso. —Jon salió de la tienda, humillado, o así era como se sentía, iba a disculparse y terminó con agua podrida en su ropa. Gruñó por lo bajo y se subió a su camioneta para ir directo a su casa y hacer un poco del trabajo de oficina que tanto odiaba.
¿Qué demonios se creía Sam para salir con Liam?

—¿Era necesario el jarrón con agua?
—¡Lo era! Es un tonto, idiota, bastardo… Yo… —Jon hizo pucheros, sentándose en una silla con los brazos cruzados—. No viste lo que hizo, Sam. Se supone que quería disculparse y llegó aquí todo arrogante y… Cree que soy un chico fácil y que solo poniéndome esos ojitos hermoso que tiene, un par de palabras yo iba a caer rendido a sus pies…
—Casi lo hiciste —comentó Jenny tomando el trapeador—. Si no fuera porque yo estaba aquí, hubieras estado lamiendo sus sucias botas.
—Bueno… —Mordió su labio inferior.
—Vamos a comer, Liam. Allí me cuentas lo que pasó.
—Está bien —susurró tomando su bolso y caminando fuera de la florería—. Nos vemos mañana Jenny, gracias.
—De nada, pásalo bien.
Ambos entraron a la camioneta de Sam, se abrocharon los cinturones e hicieron el recorrido al restaurante en silencio, Liam mirando las calles, pensando en Jon, en lo que haría para que lo reclamara.
—Ya estamos aquí, ¿estás conmigo? —preguntó Sam divertido.
—Sí, lo siento —dijo sonriendo—. Entonces, ¿de verdad tu hermano es dueño de este lugar? —preguntó Liam mirando alrededor, en una de las conversaciones con Sam, se había enterado que tenía cinco hermanos más, lo que explicaba el por qué entendía la reacción de Liss y Thom para con él.
—Así es, la ventaja es que como buena comida gratis, tengo las mejores mesas y puedo invitar a mis amigos —dijo guiñando un ojo mientras caminaban a la mesa que seguramente, era la preferida de Sam.
—Es un gran lugar, no demasiado lujoso, pero tampoco algo que sea económico, ¿verdad?
—Quién sabe, nunca he visto los precios —comentó con gracia, lo que hizo reír a Liam. Sam le agradaba. Se sentaron en un rincón del gran salón y de inmediato un hombre que irradiaba clase y poder, se acercó a ellos.
—Hey, pequeño Sam, ¿cómo estás?
—¿Pequeño Sam? —preguntó Liam sin poder evitar soltar una risa divertida—. Oh, no olvidaré eso —comentó. Sam gruño en broma y se puso de pie, abrazando a su hermano mayor.
—Ya sabes, podrías guardarte la idea de avergonzarme frente a mis amigos, es solo una sugerencia —dijo palmeando la espalda del hombre mayor. Él soltó una risa y extendió la mano a Liam.
—Alex Montero, un gusto.
—El gusto es mío, soy Liam Herrera, Sam me ha hablado mucho de todos uste… —Liam miró a Sam—. ¿Tu apellido es Montero? ¿Cómo es que somos amigos y no sé tú apellido? —Alex y Sam rieron.
—Detalles —dijo Sam divertido—. Anda, ve el menú y dime qué quieres comer.
—Pues… —Miró el menú y no se pudo decidir—. El especial de hoy —dijo sin saber en realidad lo que era—. Un jugo de naranja y de postre quiero tartaleta de manzana.
—Bien, ¿y tú hermanito?
—Lo de siempre —Alex asintió y se retiró.
—Ahora, tú me contarás qué sucedió con Jon en la florería.
—Me fue a pedir disculpas, pero luego fue todo arrogante como si casi fuera un sacrificio pedirme disculpas por lo que hizo anoche. Me enfadé y resultó conmigo tirándole el jarrón de agua podrida, en mi defensa, se lo merecía —comentó mirando el mantel que en ese momento encontró interesante.
Sam soltó una risa que hizo que todos los clientes giraran a mirarlo. Sin poder creérselo, se cubrió la boca y negó con la cabeza. —Querido Dios, eres el tormento de Jon. Pero estoy contento. Jon no se disculparía con cualquiera, y, no es por defenderlo, pero el hombre es un orgulloso, sé que serás quien cambie ese carácter frívolo de Jon, por eso quiero ayudarte. —Liam se ruborizó y sonrió, asintiendo.
—Gracias por ser mi amigo, Sam. Te dría un regalo, pero gasté mi dinero en ese estúpido y caro sombrero.
—No necesito regalos, además, esto nos ayudará a los dos.
No mucho tiempo después, un hombre trajo su comida y las acomodó en la mesa antes de irse. Comieron entre conversaciones divertidas, y para sorpresa de Liam, pudo olvidar a Jon por algunos momentos, solo hasta que un par de clientes entraron al lugar y cuando miró, no eran ni más ni menos que Maggi, Jon y uno de sus amigos.
—Solo ignóralo, Liam. Tú y yo somos novios desde este momento.
—¿Lo somos? —preguntó Liam con la boca abierta.
—Lo somos, cariño —dijo Sam guiñándole un ojo de forma cómplice. Liam lo miró unos minutos y luego recordó la conversación que había tenido con Sam en su auto, luego de que lo rescatara del fatídico cumpleaños de Jon.
…La noche anterior…
—Es que no puedo creer que él me haya hecho algo así, yo realmente, realmente quería hacerlo feliz. Cuando vi ese sombrero me encantó, el color, la forma, el tamaño, la suavidad… Todo, y pensé en Jon, era perfecto. Vi el precio y creí que jamás podría comprarlo, sé que quizás no es mucha cosa, pero regalarle un lápiz o un reloj, no es para Jon. Él simplemente pertenece al campo, a la tierra, no a una oficina, y él ni si quiera lo miró, lo lanzó al suelo…
—Liam… Jon es un tonto, pero no lo hizo con maldad. Estoy seguro que ni si quiera recordará todo lo que pasó.
—Aun así… esas mujeres…
—Ellas son lo de menos. —Sam miró a Liam, sus lágrimas y su triste rostro. Y pensó en sí mismo, en su historia de amor, en su relación que nunca fue más allá que sexo y que no quería eso para Liam. Y sabía que Jon podría enamorarse fácilmente de Liam, solo necesitaba un empujón—. Liam, ¿quieres ser mi novio?
—¿Qué? —preguntó Liam elevando la mirada sorprendida—. Te acabo de contar mis penas con Jon y tú me pides que sea tu novio?
—Hey, cálmate —dijo riendo—. Solo es una broma. Pero deberíamos ser novios y hacer que Jon se ponga celoso.
—¿Crees realmente que sentirá celos? A estas alturas estoy comenzando a perder la esperanza.
—El Liam que conozco no pierde la esperanza. Vamos, tú y yo le abriremos los ojos a Jon. Lo haremos sufrir un poco hasta que admita que siente algo por ti.
…Presente…
Liam dibujó una gran sonrisa, sus ojos brillaron con esperanza. Asintió.
—Lo somos —dijo poniéndose de pie, si iban a ser novios tenían que demostrarlo, ¿no? Caminó hasta el lado de Sam y se inclinó abrazándolo por el cuello, besó suavemente la comisura de sus labios.
Sam realmente se sorprendió, pero no tuvo tiempo de reaccionar, antes de que un gruñido le hiciera mirar por sobre Liam. Era Jon. Sonrió, desde la posición en que estaba Jon, seguramente se veía como si realmente se estuvieran besando. Para hacerlo más real, el comisario posó su mano en la cintura de Liam.
—¿Crees que esté funcionando? —susurró Liam a su oído.
—Creo que ese gruñido responde tu pregunta —respondió Sam de la misma forma. Besó su mejilla—. Ve a sentarte cariño, después de todo soy el comisario, no debo andar mostrando mi relación tan físicamente —habló Sam en voz alta. Liam rió por lo bajó y asintió.
—Lo siento, me emocioné, dices cosas tan lindas —dijo el menor haciendo su mejor imitación de hombre enamorado.

—Creo que “Dulce Sabor” tiene un muy buen especial hoy —comentó Dominic a Jon.
Cuando llegó a su casa, echando humo por lo sucedido con Liam, Dominic estaba sentado en la cocina conversando con su madre. Y de alguna forma lo terminaron convenciendo de venir a comer al pueblo. Estacionó la camioneta y luego ayudó a su mamá a bajar.
—Aún no me dicen como lo pasaron anoche, niños —comentó Maggi mientras entraban al restaurante, por lo que sabía era del hermano de Sam.
—Bueno… —Empezó Dom, pero Jon le dio una irritada mirada que lo hizo callar.
—Solo bien, madre. —Miró alrededor del local buscando alguna mesa disponible cuando sus ojos se posaron en la espalda de alguien conocido.
—¿Ese no es tu loco admirador? —preguntó Dominic. Jon vio como el chico estaba inclinado besando a alguien, o al menos era lo que parecía. Y de alguna parte de su pecho salió un gruñido, frunció el ceño, ¿Cómo es que ese mocoso se atrevía a besarse con alguien, más cuando solo un par de horas atrás profesaba su amor por él?
—No lo llames loco —susurró sin apartar la vista de la imagen. Maggi sonrió silenciosamente y se aclaró la garganta.
—Bueno, al parecer Liam se aburrió de perseguirte, hijo. Ya puedes salir tranquilo —comentó mirando alrededor por una mesa, se fijó en una que estaba a dos mesas de donde estaba Liam con su nuevo amigo—. Vamos, esa mesa parece estar libre. —Dominic y Jon la siguieron y se sentaron, tanto Maggi como Dom se sentaron de modo que Jon quedara mirando a Liam y a Sam—. ¿Qué vas a pedir, hijo? —preguntó Maggi fingiendo ver el menú.
—Cualquier cosa, el especial —dijo con su vista en Liam, que ahora se sentaba en su silla y seguía hablando animadamente con Sam—. Ni si quiera se ha percatado de mi presencia —comentó en un susurro molesto.
—¿Sigues pensado en Liam? —preguntó su amigo dándole una sonrisa conocedora—. ¿Será que ahora estás interesado en el niño?
—Claro que no, no seas idiota. —Su mirada se encontró con la menor, pero el chico ni si quiera hizo un gesto por él. Solo fue hasta el sombrero en su mano. Jon miró su mano como si no supiera que tenía el sombrero que Liam le había regalado.
Liam volvió su mirada a Sam y sonrió, como si realmente no lo conociera y jamás hubieran cruzado palabra; como si nunca hubieran discutido, como si Liam jamás le hubiera hecho todos esos escándalos, como si jamás hubiera sucedido lo que pasó la noche de su cumpleaños…
Era volver a ser simples desconocidos… Al menos para Liam.
Eso era lo que quería... Entonces ¿por qué no se siente correcto?, pensó Jon.

31 comentarios:

  1. genial, hasta que liam supo como tratar al descarado de jhon, esa jarra de agua fue de lo mejor, me quedo mordiéndome las uñas para ver que han planeado con sam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja sii, se demoró un poco, pero lo esta logrando! Gracias por comentar, un beso! :D

      Eliminar
  2. hola me encantan las ocurrencias de Liam y màs me gusta que jon sufra ja ja 15 días sin capítulo!!!!! no puede ser!!!! muchas gracias, besos magui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Magui, por siempre comentar.
      Siento eso, pero aun no es seguro, pero de todas formas si no subo capi, habrá tradu :)

      Eliminar
  3. Ja! Me alegro que Liam no cayera ante la primera declaración de Jon (Sobretodo considerando la manera en que lo hizo)

    Me ha encantado la escena del restaurante y lo celoso que Jon se ha puesto, me muero de ganas por seguir leyendo la historia, estamos en mi parte favorita (Adoro las escenas de celos, sobretodo si se los merecen)


    Como siempre, gracias por el capítulo y hasta la siguiente actualización!!!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado el capítulo Kyoko. También amo las escenas de celos, sobre todo si los celos son de Jon para Liam jiji
      Un beso y gracias por siempre comentar!

      Eliminar
  4. Hola Jen :D
    buen fin de semana, besosss

    ResponderEliminar
  5. Fantástico!!! Ahora verá Jon lo que es bueno, espero que Liam lo haga arrastrarse,jeje y lo de la agua del jarrón fue genial. Me da mucha pena que no sepa más de mi Liam el sábado que viene pero que se le va a hacer... Muchas gracias como siempre por compartir esta historia con nosotras.
    Ah!! Cada vez me cae mejor este Sam, que pena lo del fracaso de su amor...
    Besos y que lo pases bien lo que queda del finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y que bien que te haya gustado! Saludos!

      Eliminar
  6. Hola Jen, jaajaj me encanto mucho el capitulo, sobre todo,
    cuando Liam le tira el florero con el agua podrida a Jon ijijji.
    Y cuando el besossssss.
    Muchas gracias por tan bonito capi.
    Jen 15 días son muchos días de nuestro querido y trasto Liam.
    Pero lo que tu hagas estará bien hecho.
    Besossssssssssssssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paciencia, el beso llegara en poco tiempo! :D
      Gracias por comentar!

      Eliminar
  7. Jajajaja....buenisimo,por fin le puso un hasta aquí y ahora va a saber lo que sufrio el pobre de Liam,ojala y pronto se de cuenta de su error y Sam????pobrecito,tuvo una historia de amor que salió mal???se merece una persona que lo quiera y lo cuide y mas despues de ayudar así a Liam con Jon.
    Sería genial que hicieras un segundo libro pero con la historia de Sam,creo que es un personaje que lo merece.
    Muchas gracias por otro gran capítulo y esperando con ansias el próximo,besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pero como me lees la mente eh? Jaja pues si, habrá segundo libro con Sam, a mi también me gusta mucho y creo que merece ser protagonista de su propia historia :D

      Eliminar
  8. hola muchas gracias por el capitulo ya quero que sea sábado luego un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Jen, el capitulo ha estadomagnifico, me ha encantado. La escena de la tienda ha estado muy bien, con Liam soltando por su boquita todo lo que sentía y remantando con el agua estancada del jarrón. Y la escena del beso en el restaurante, tambien de maravilla. Ya era hora que empezara a sentir los celos y empiece a darse cuenta lo que realmente significa Liam.
    15 diassin capi!!!!!!! No puede ser, no se si aguantare!!!!!!!!!!!! jajajajajja. Bueno cuando puedas será.
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja gracias, también me encantó la escena de la florería, Jon se lo merecía jiji
      Un beso y gracias por comentar! :D

      Eliminar
  10. Jen.... que buen capi....por fin Jon sabra lo que es bueno y sufrira de celos por Liam que bastante merecido lo tiene por su maltrato al chico... me encantaron la escena del jarron y del beso .. ahora a esperar que hara Carter para conseguir el amor de Liam y quien sera el amor de Sam... espero que consiga una pareja... gracias por todo tu trabajo... apenas aguanto una semana y no se si aguante dos sin saber mas de ellos jeje... ten un lindo dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas están de acuerdo contigo jaja
      Me alegro que te haya gustado el capi, un beso!

      Eliminar
  11. Me encanto el capitulo, estaba deseando que Jon probara de su misma medicina y ya ha empezado a hacerlo, espero que lo hagas suplicar para volver con Liam y espero que Sam no se quede solo y sepamos cual es su amor no correspondido tambien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se vienen muchas sorpresas!
      Gracias por comentar :D

      Eliminar
  12. Fascinante , me emociono muchisimo la actuacion de Liam de dulce novio y provocarle celos A Jon ojala y se de cuenta que esta comenzando a sentir algo por Liam.
    Gracias por seguir compartiendo la historia con todos .
    Besos y suerte ...

    ResponderEliminar
  13. Hola, me encantó el capítulo y va a ser horrible esperar para el siguiente, pero en fín, seguro que vale la pena. Ten una buena semana. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Fabuloso capítulo. Me encanta la idea de celos de Jon.Mil gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Jen, por fin pude conectarme y leer el capí!! me ha gustado, sobre todo el ataque de celos de Jon jajaja estoy deseando ver cómo sufre aún más!!! Y menos mal que Liam tiene a Sam para ayudarle si no es capaz de perdonarlo sin más!! jum. Muchas gracias por el capítulo!! Besooos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti!! Me alegro que te haya gustado. Un beso :D

      Eliminar
  16. Me gustó la acción de lian pero pobre todavía sufre pero creo q pronto tendrá alguna recompensa lo de los celos con san perfecto estoy deseosa del próximo capítulo gracias como siempre por tu maravilloso capítulo

    ResponderEliminar
  17. Estuvo genial la escena del florero, me encanta que ahora Jon sienta celos,gracias por este capitulo. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  18. que bueno que ahora sufra el tarado a ver si así aprende genia capi gracias besos y un gran abrazo

    ResponderEliminar

Wattpad

 
Uguale Amore © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions