Capítulo 5: Conquistando a Jon Carter

sábado, 29 de junio de 2013

¡Buenos días mi gente bella!
Anoche me dormí como a las 4 de la mañana por un bajón de inspiración jaja Así que cuerda no me siento. 
Hoy mi padre me enseñará a conducir e.e Solo les cuento para que recen por mi para que no vaya a chocar el auto jaja

Les cuento, cambie los libros futuros porque la saga que tenía contemplada traducir ya la tienen en otro foro, pero con mi amiga Pau ya habíamos empezado la traducción de una saga que es bastante antigua y por lo que yo sé nadie ha traducido -si no es así avísenme por favor-, y la traducción de una antología de 31 libros que me llamó mucho la atención, así que esperen con ansias. 

Gracias por todos los comentarios que he resivido de elonoe, Ma Luisa, Ross, Marilu, anivi, Fina, Kyoko96, Cris, ana rosa, galshah, Astrid, y todos los anónimos (si se me queda alguien fuera lo siento), de verdad muchas gracias por animarme a continuar esta historia :)

Aquí les dejo el capi 5 y ¿saben? Las entiendo jaja Cuando lo estaba leyendo para corregirlo y terminé, me dije a mi misma "¿y así termina? ¿tan corto es?" Y si, trataré de hacer los capis un poco más largos, pero cuando los escribo se ven lo suficientemente largos jaja 
El miércoles habrá Diario de Liam, pronto se viene el sufrimiento de Jon, así que paciencia gente hermosa! :) 

Un beso y disfruten :D
Capítulo 5

Pasaron algunos días desde lo sucedido con los caballos robados. Por lo que Jon había sabido por Sam, no había muchas pistas para poder encontrar a los responsables de los robos y los retratos que Liam había dado habían sido enviados a la ciudad para ver si se podía hacer un reconocimiento facial con alguna persona en el sistema, ya que no eran rostros conocidos en el pueblo donde vivían. Aun así, los retratos habían sido pegados por todo el pueblo dando aviso a los demás rancheros sobre los robos, para prevenir que hubiera más.
Jon se terminó de arreglar para su gran noche. Era su cumpleaños, oficialmente tenía 31 años y los iba a celebrar con todo lo que pudiera. Amigos, chicas, música y alcohol. ¿Había algo mejor? Bajó las escaleras y buscó a su madre por la casa, encontrándola en su sala de tejer, entró y besó su mejilla.
—Me voy, mamá. No sé a qué hora llegue, así que no me esperes.
—Está bien, ten cuidado y si vas a beber busca a alguien que te traiga o quédate con alguno de los chicos, el camino del pueblo hasta aquí es peligroso.
—Lo sé. —Sonrió divertido mientras se ponía su viejo sombrero y se subía a su camioneta.
Media hora después estaba estacionando fuera del bar. Aseguró su camioneta y entró hasta el lugar donde ya estaban sus amigos, caminó directo a la mesa donde estaban ellos y algunas chicas del pueblo, a algunas las conocía desde la escuela, a otras nunca las había visto. Recibió los abrazos de sus amigos con felicitaciones por su cumpleaños y besos en la boca por parte de las chicas.
Una camarera se acercó y le sonrió de forma seductora.
—Ésta va por la casa, guapo. —Besó su mejilla y le dejó una botella de cerveza, sus amigos aplaudieron y comenzaron a silbar a la mujer.
—Gracias, ¿cómo te llamas? ¿También vienes en el paquete de regalos? —preguntó Dominic, uno de sus amigos. Ella sonrió y le guiñó un ojo.
—Soy Emilia. Mi turno termina en dos horas, si todavía están aquí, me uniré a ustedes.
—Te estaremos esperando —dijo Jon guiñándole a un ojo a Emilia.
Liam tomó el regalo desde la parte trasera del auto y caminó al porche de la casa de Maggi y Jon. Su estómago tenía mil maripositas revoloteando, nada explicaba esas cosquillas en su estómago. Porque no eran nervios, ¿por qué iba a estar nervioso por ir a darle un regalo a Jon, el amor de su vida? Suspiró y miró al cielo, estaba nublado y las nubes estaban cargadas, algo le decía que iba a ser una noche con lluvias.
Tocó la puerta y por un momento creyó que no había nadie, pero la luz del porche se encendió y solo un minuto después Maggi salió envuelta en su bata. Liam mordió su labio inferior. Quizás venir a las 2 de la mañana no fue una idea muy cuerda. Pero, ¿cuándo había estado cuerdo? Sonrió a Maggi como disculpa.
—Te saqué de la cama —dijo como cuestión de hecho. Maggi sonrió e hizo un gesto con la mano como descartándolo.
—No te preocupes, cariño —dijo suavemente y besando su mejilla—. ¿Qué te trae por aquí a las 2 de la mañana?
—Bueno, yo… Vine a entregarle su regalo a Jon, estaba tan entusiasmado que no podía dormir y entonces quise venir ahora mismo, después de todo ya es 15 de Junio, ¿verdad? Son después de las 00:00 hrs. Y eso significa que ya es el cumpleaños de tu hijo, aunque no quiero despertarlo, si está durmiendo te lo puedo dejar a ti y…
—Detente ahí, Liam —dijo Maggi divertida, se sorprendía de lo rápido que hablaba este niño—. Jon no está durmiendo, de hecho, no está en casa. Fue a celebrar su cumpleaños al pueblo, al Bar de Moe, quizás puedes ir a dejarle el regalo personalmente. —Maggi sabía que su hijo podría molestarse por decirle a Liam donde estaba, no sabía de lo que era capaz de hacer Liam si encontraba a su hijo en una situación… poco agradable.
Liam se decepcionó al saber que Jon estaba con otras personas celebrando su cumpleaños. Agradeció a Maggi y volvió a su auto. Pensó sus opciones y asintió con la cabeza para sí mismo, iría a ese bar, aunque no tenía idea donde quedaba.
Jon estaba borracho.
Si, sabía que estaba borracho, porque si estuviera en sus cincos sentidos no estaría con dos chicas en el sofá del bar y en esa situación. Estaría en algún motel.
Una era la camarera -de la cual no recordaba su nombre- y la otra era Gina. Una besaba su cuello y la otra estaba llegando con su boca a su entrepierna. Sus amigos también tenían algunas chicas en sus piernas, Peter estaba teniendo sexo con una justo en la esquina de la sala privada que Dominic había arrendado para ellos.
Eso era un alivio. No creía que pudiera ver a nadie del pueblo a la cara si alguien lo veía teniendo sexo, aun con lo machista que era ese pueblo, no querría que su madre se enterara de sus aventuras sexuales. Y los rumores allí corrían como el viento.
—Oh, mierda —gimió cuando la camarera abrió sus pantalones y lamió la punta de su polla—. No juegues —ordenó. Emilia sonrió y justo cuando iba a meter ese gran y delicioso miembro a su boca, sintió que algo frío se derramaba en su cabeza.
—¿¡Qué demonios!? —Gritó ella. Jon abrió los ojos y gimió.
—No es cierto —murmuró.
Liam demoró media hora en llegar al pueblo y otros 20 minutos en encontrar el bar, para haber vivido allí toda una vida, se sorprendía de aun no terminar de conocer su pueblo.
Tomó el regalo y nuevamente esas maripositas en su estómago se hicieron presentes mientras se acercaba al bar y aún más cuando estuvo dentro. Arrugó la nariz por el olor, combinación de tabaco, alcohol, orina y hasta vómitos. Un olor nauseabundo, ni si quiera quería saber cómo olía el baño de ese lugar -si es que tenía.
—Vamos Liam, no debe ser difícil encontrar a Jon —susurró para sí mismo. Buscó con la mirada a Jon, pero no había rastro de él. Suspiró, buscando a alguien que pudiera ayudarle a encontrar a su Jon. Se acercó a la barra y el chico tras ella le sonrió acercándose.
—Oye, un chico como tú en este lugar… —comentó como saludo. Liam frunció el ceño sin entender, ladeo la cabeza levemente.
—¿A qué te refieres con un chico como yo? —El chico sonrió y se agachó, sacó una caja de jugo y se la pasó a Liam.
—No creo que vengas a beber, te ves demasiado bueno.
—No soy bueno y soy un hombre, también bebo, solo… que no me gusta mucho —terminó susurrando y bebiéndose su jugo.
—¿A qué vienes, chico lindo? —Liam recordó por qué estaba ahí y dejó su jugo en la mesa.
—Oh, sí. Vengo a entregar su regalo a Jon —dijo mostrando el paquete—. Está de cumpleaños, me dijeron que había venido aquí.
—Ya veo, llegas un poco tarde. La celebración empezó hace varias horas. Ve por ese pasillo, dobla a la derecha, la puerta frente del baño. Es una sala privad que arriendan para cumpleaños y esas cosas. Es el único cumpleaños de hoy.
—Muchas gracias —dijo con una gran sonrisa. Ya un poco más tranquilo, siguió las indicaciones del chico y llego hasta la puerta. Tomó varias respiraciones, no era como si fuera a encontrarse a una cita a ciegas con Jon, per esperaba entregarle el regalo y recibir un beso en agradecimiento. Se sonrojó ante la idea y con una gran sonrisa abrió la puerta.
Sus ojos se abrieron enormemente por la sorpresa ante lo que veía. ¿Eso era a lo que llamaban orgía? Un grupo teniendo sexo, ¿verdad? Interiormente, esperaba que Jon no estuviera entre ellos, y mientras buscaba el rostro familiar su mirada se centró en el sillón, Jon estaba con dos mujeres. Y una de ellas era la chica a la qué mojó en la plaza.
Sus ojos se llenaron de lágrimas, pero las contuvo. Jon tenía que estar borracho, drogado… No había manera de que estuviera haciendo ESO.
La ira por esas mujeres y esos amigos mala influencia lo abrumó. Dejó caer el regalo y  tomó dos botellas de una de las mesas y las volcó en las cabezas de las mujeres, las ganas de tomarlas del pelo y arrastrarlas por el suelo eran enormes, pero ante todo era hombre y tenía respeto por las mujeres… Bueno, respeto por algunas, no todas.
—¿¡Qué demonios!?
—¡Aléjate de él, perra! —Las alejó tirándolas lejos de Jon.
—¡Otra vez tú! —Gina se puso de pie y se lanzó contra Liam, pero Liam la esquivó yendo a Jon, tomando su mano.
—Vamos, Jon. Te sacaré de aquí, te salvaré de esta gente.
—¿Salvarme? —preguntó, no estaba tan borracho como creyó—. ¿De qué hablash, mocosho? —Esta vez las palabras salieron arrastradas.
—Estás borracho, vamos Jon. Mañana te arrepentirás de esto.
—Deja a Jon tranquilo, es su cumpleaños, y lo está celebrando como un hombre. Con nosotras.
—Jon, vamos. Te traje un regalo. —Liam buscó el regalo en el suelo y lo encontró. Fue por él y se lo pasó al más alto—. Es para ti, yo… —Pero antes de que terminara, Jon había lanzado su regalo lejos, como si fuera una basura.
—Lárgate de aquí, Liam. No te invité a mi cumpleaños. —Se aclaró la garganta y tomó su vaso de cerveza y la bebió de un sorbo. Tomó a Gina de la muñeca y la acercó a su cuerpo, abrazándola—. Ella es mi invitada especial —dijo acariciando su nariz en su mejilla. Miró a Liam y frunció el ceño—. Vete. ¿Qué no escuchas?
—Pero Jon… —susurró Liam con la voz quebrada. Sonrió, pese al dolor que esas acciones provocaban—. Yo… me esforcé mucho por comprarte tu regalo y…
—No me interesan tus historias, yo quiero tenersh sexo con estas mujeres y estás… estás interfiriendo. ¿O es qué quieres ver como las penetro y las hago gritar? —Liam se cubrió la boca con la sorpresa, negando, sin palabras. Jon enredó sus largos dedos en el cabello de Gina y la acercó a su boca, besándola con pasión, sin importarle que Liam, ni que nadie estuviera ahí.
Liam comenzó a retroceder lentamente, no podía creerlo. Una risa le hizo desviar la mirada, uno de los hombres ahí se estaba acariciando mientras lo miraba.
—¿Qué pasa loquito? ¿Jon te rechazó? Si quieres una polla en tu culito, puedo ofrecerme —dijo con una sonrisa repugnante. Liam ahogó sus sollozos en su mano, tomó el regalo, ahora el papel destruido y lo dejó donde estaba la chaqueta de Jon.
—Te dejaré el regalo aquí, Jon. Puedes hacer lo que quieras con él —dijo, aun cuando Jon seguía besando a esa mujer y tenía sus manos tocándola por todos lados.
Liam sintió ganas de vomitar. Ese no era el Jon al que amaba, no podía ser que Jon fuera ese tipo de hombres.
—No. Por favor no —susurraba mientras salía de esa habitación infernal—. Por favor que sea una pesadilla. Jon no es así.
—¡Siii! Más Jon, más duro… aah, sii… —Los gemidos se escuchaban a través de la puerta, Liam se cubrió los oídos y salió de allí corriendo. En su apuro chocó con alguien, cuando elevó la mirada vio a Sam y no pudo hacer más que abrazarlo.
—¿Liam?... —Sam estaba sorprendido de encontrar a Liam en ese bar de mala muerte. No era la clase de chico que se emborrachara o se quedara a esas horas lejos de su casa—. ¿Qué haces aquí?
—Yo… Sam, llévame a casa, por favor. No creo que pueda manejar así. Si lo hago voy a chocar y luego morir. Aunque quizás sea lo mejor. —Comenzó a divagar. Sam lo pensó unos momentos, había tenido mucho trabajo y no llegó al cumpleaños de Jon antes. Lo dudó unos segundos, pero asintió. Evidentemente Liam no se encontraba bien.
—Está bien, espérame aquí, ya vuelvo. Iré a ver a Jon, le explico y… —Liam de inmediato empezó a negar.
—¿Tú también, Sam? ¡¿También vas a ir ahí y… y tendrás sexo con esas mujeres prostitutas de mierda?! —Sam abrió los ojos sorprendido, en el poco tiempo en que conocía a Liam realmente, nunca lo escuchó hablar de esa manera.
—¿Sexo? ¿De qué… —Antes de terminar la pregunta, supo qué le pasaba a Liam—. Vamos, otro día hablaré con Jon.



35 comentarios:

  1. Hola gran historia, cada día más interesante. Felicitaciones por tu trabajo, espero seguir disfrutando de ella.

    ResponderEliminar
  2. AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!! Dios en serio cómo Jon no se arrastre ante Liam por esto...espero que las pague y su regalo....jopeee me dan ganas de llorar y todo. Espero que Jon sufre y mucho!!! nada de una o dos veces pasándolo mal...si no algo grande y duradero jajaj.
    Y no tienes que dar gracias por eso, aquí todos te dejan comentarios porque eres buena escribiendo y nos enganchas!!! jaja todo el merito es tuyo. Besooos y esperando la siguiente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii, lo haré sufrir mucho, así que paciencia jiji
      Gracias por lindas palabras!!

      Eliminar
  3. pobre liam... estoy deseando saber que va a tener que hacer jon para que liam lo perdone y ahora una semana para saber como sigue la historia es demasiado!!! escribes muy bien gracias, magui

    ResponderEliminar
  4. bueno, creo que eso sucede cuando se esta enamorado de un hetero, el pobre liam va a pasar muchos disgustos quede con la
    intriga de saber que le regalo a jhon en su cumpleaños, veremos como sigue, la historia esta muy interesante.

    ResponderEliminar
  5. No hace falta que agradezcas nada,es lo menos que mereces por los buenos momentos nos haces pasar.
    Pero pobrecito Liam!!!!Jon debera ponerse de rodillas,rogar y rogar y rogar.......y despues volverse a humillar para que Liam lo perdone y espero que al imbecil que le dijo que se ofrecia le den una buena patada em el c.....,como puede ser tan idiota!!!!!no ve todo lo que estaba sufriendo el pobre!!!!!
    Sobra decir que me quede con muchisimas ganas del siguiente,jajaja....gracias otra vez por tus maravillosos trabajos,besos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras!!!
      Y si, a pedido del publico, Jon sufrirá jiji

      Eliminar
  6. No se por donde empezar, pobre Liam!!! El pobre ahorrando para comprar el regalo y Jon lo tira como si no fuera nada y encima besa a esa mujer delante de él, no me extraña que Liam este decepcionado con él y Sam no se que pensar de él, al menos no dejó a Liam solo. Y ahora tengo que esperar una semana para saber que pasó al día siguiente, se me va a hacer eterna!!! Bueno dejo de divagar... Seguro que aprenderás a conducir rápido al menos tienes suerte de que tu padre te enseñe, yo nunca conduci uno hasta que estuve en una autoescuela! Besos y espero con ansias el próximo capi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siii, a mi tambien me dio pena lo que pasó en ese cumpleaños, Jon se ha comportado horrible jaja
      Gracias por leerme :D

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Dios, mañana cojo un avión a las 7 y a las 4 tengo que estar en la carretera de camino al aeropuerto pero el desvelo merece la pena, porque no me podía ir a la cama sin leer el nuevo capitulo.

    Eso si ahora espero más tu próximo capítulo que el viaje de mañana, me siento indignadísima con Jon, entre lo del regalo y lo de acostarse con la puta esa cuando Liam aun podía oírle a hecho que ¡aaahhhhhhgggg! no tengo palabras para describirlo, espero que sufra mucho, y que se arrastre mucho también, para que Liam se digne a considerar perdonarle. ( De normal con un bonita declaración de amor y una auto crítica de lo estúpido que ha sido me vale, pero por lo mucho que quiero a Liam espero que Jon experimente el dolor que le ha causado multiplicado por 100000000000000000)

    Adoro leerte y como han dicho muchas otras lectoras antes que yo, mereces cada uno de los comentarios y muchos más, porque a pesar de que no soporto las historias por capítulos, Conquistando a Jon Carter hace que me pegue al ordenador hasta conseguir leer un nuevo capítulo de esta increíble historia.

    Muchos Besos y espero impacientemente el siguiente capitulo(Donde también espero impacientemente que Jon empiece a sufrir)

    Hasta el Miercoles!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme y esperar tanto :)
      Y si, ya que todas quieren que sufra es lo que haré jaja

      Eliminar
  9. Pobre Liam.... todo lo que tiene que pasar por ese.... coincido con las demas en que debe arrastrarse, arrastrarse y más arrastrarse, suplicar y rogar.... Liam no deberia de perdonarlo facilmente y espero que lo pase mal. Como se quedo el pobrecico al encontrarlo asi, y encima trabajando y ahorrando para comprarle un regalo y él lo bota como si nada, e incluso se acuesta con las chicas antes de que liam se vaya. Menos mal que aparece Sam y no lo deja solo.
    A la espera del siguiente capi, a ver lo que pasa y si lograremos saber que fue lo que le compro Liam. La espera se me va hacer eternaaaaaaaaaaaaaaa, jajajaaja
    Gracias Jen por compartir con nosotras esta hostoria.
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja gracias Ross, y si, sufrirá, solo paciencia :D

      Eliminar
  10. POBRE LÍAN, NO SE LO MERECE. ESPERO QUE SE HAGA DE ROGAR. NO SE QUE PENSAR DE JON. ESTOY CON LA INTRIGA DEL REGALO DE LÍAN. ESPERO QUE JON NO HAYA TENIDO NADA CON LAS CHICA CON LA BORRACHERA. ME IMAGINO QUE LA MADRE LE DARÁ UNA ZURRA A JON CUANDO SE ENTERE. GRACIAS POR EL CAPITULO DIOS DE INFARTO SE ME VA HACER ETERNO LA SEMANA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El regalo no es la gran cosa, pero si el sentimiento de Liam para Jon jij
      Gracias por leerme :D

      Eliminar
  11. Wuuaa no tengo palabras por la actitud de Jon .... como es posible que trate asi a Liam... pobre despues de todo el sacrificio para comprar su regalo, creo que cuando reaccione al otro dia y vea el regalo se va a arrepentir y sera demasiado tarde... sufrira por lo hecho a Liam... lo bueno que se encontro con Sam y lo rescato de ese infierno.... jaja los celos que sentira Jon cuando los vea juntos... a la espera del proximo capi, gracias por compartir tu preciosa historia con nosotras... ten un buen dia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es un presumido!
      Gracias por leerme y comentar :D

      Eliminar
  12. GRACIAS POR ESTA HISTORIA ME ENCANTO SIGO ATENTA AL DESENLACE SIGUE ESCRIBIENDO SALUDOS FABIOLA


    ResponderEliminar
  13. me encanto pero kiero leer masss pleaseeee miya
    cada vez mejor adoro todas tus novelasss sigue asiii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, eres mi fans número 1 jaja me sigues desde los 16 hasta ahora jaja un poco varios años eh? jajaa

      Eliminar
  14. Hola, estoy super enganchada, odio a Jon que se cree para tratar asi a Liam, espero que se arrepienta muchisimo y no tenga nada con esas tipas, me muero por leer mas porfavor regalanos mas de esta historia NO PODRE AGUANTAR, hasta el proximo sabado. Gracias por compartir tu talento con nosotr@s Un beso, Lucy

    ResponderEliminar
  15. Hola, cada entrega se pone más interesante y me voy enganchando más. Coincido con los anteriores post, Jon va a tener que arrastrarse mucho después de esto, ja,ja... Lo espero con impaciencia. Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja ya que tods me lo piden, Jon sufrirá, incluso a mi me da pena como se comporta con el pobre de Liam :D

      Eliminar
  16. Creo que la mayoría coincidimos en que esperamos le toque un poco de dolor a Jon, mil gracias por el capítulo y hasta el miércoles!!!

    ResponderEliminar
  17. no sé qué demonios pasa, que siempre que comento luego no está mi comentario!! algo haré mal... bueno, lo vuelvo a decir: quiero que JOn sufraaaaaa, pero mucho mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! jajaja pues no se, buscaré tu comentario en spam, pero ayer vi y no estaba :C pero es lindo saber que de todas formas comentas siempre jiji Ahora si resulto ;D Gracias y Jon sufrira, lo se jaja

      Eliminar
    2. si seguro que soy yo, que soy torrrpeeee!!

      Eliminar
  18. Me encanta la historia y opino como todos los demas espero que Jon sufra y mucho. Pobre Liam. Me esta gustando el personaje de Sam, espero con ganas el siguiente capitulo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Pobre Liam, me dio pena el que jon lo tratara tan mal. Me encanta esta historia. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  20. ese jon es iun idiota espero que se arrastre mucho para que el adorado liam lo perdone

    ResponderEliminar

Wattpad

 
Uguale Amore © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions